Jueducación Aplicada 3: Warhammer Fantasy Roleplay en clase, mi proyecto soñado.

(Este artículo está dedicado al grupo de “La Avanzadilla” y a Tom Madico por hacerme volver al Imperio. A Joana, Sergi, Gabi, Kato y Víctor por ser tan grandes compañeros de aventuras tanto en Bechafen como más allá)

Pues sí…aunque no se lo crean mi universo favorito de juego es el de Warhammer Fantasy Roleplay.

Es una de las ambientaciones que más me gustan desde siempre y de la que he jugado partidas absolutamente épicas amén de tener en su haber una de las campañas más famosas del mundo de los juegos de rol que no es otra que The Enemy Within.

Hay que entender WFRPG como un juego que, y no voy a hablar de las mecánicas de juego o el sistema de reglas, ha sufrido una evolución notable desde su primera edición, que también tengo, y que personalmente ha ido mejorando cada vez…sí, hay cosas muy olvidables como la 3a edición lo sé…y aún así me quedo con varias de sus aventuras ya que tienen buenos desarrollos y cosas de trasfondo la mar de interesante.

Creo que WFRPG es un juego en el que podemos encontrar un mundo bien construido que es un marco perfecto en el que disfrutar de aventuras memorables de toda índole.

También este post va a servir para que os hable de mi proyecto de rol soñado que sería usar Warhammer fantasy en clase. Efectivamente…y aunque he usado Cthulhu como opción didáctica debo confesar que es WFRPG lo que me hubiera gustado llevarme a las aulas desde el minuto cero.

♠¿Por qué no usé WHFRPG y me decanté por La Llamada de Cthulhu?♠

1º- porque La Llamada de Cthulhu me ofrecía una facilidad y asequibilidad anclada en el realismo que hacía que el alumnado no tuviera sencillo hacer “frikadas” propias de un entorno con razas fantásticas como es el de Warhammer. El universo de Cthulhu me daba una relación directa con referentes reales y cronológicos así como limitaciones tecnológicas que mi alumnado podía explorar de muchas maneras y cuya aplicación en las sesiones de rol propiamente dichas me iban a ser mucho más útiles para los objetivos que persigo como docente rolero y polifriki. Sé que puedo limitar las razas, especialmente los elfos, pero había algo en mí que no quería hacerlo inicialmente y los enanos y halflings no sabía cómo iban a encajar al desconocer cuánto sabían sobre razas fantásticas…y siendo interino ya os podéis hacer una idea.

2º- porque si incluyes un trasfondo fantástico o con tintes fantásticos debes tener muy claros los límites y no estaba seguro de que el trasfondo de WHFRPG fuera a serme útil si tenía que limitar o constreñir la imaginación de mi alumnado. Es cierto que podía hacerlo pero en ese momento no me veía cómodo para hacerlo. Al incluir razas como Enanos, Elfos y Halflings hay que conocer mínimamente el trasfondo de cada una de ellas para poder interpretarlas adecuadamente y entender qué, cómo y porqué son como son y no sabía si mi alumnado estaba dispuesto a comprender e interpretar esos requerimientos así como las cosas relativas al Imperio y su historia.

-aunque WHFRPG tiene MUCHOS elementos de aplicación al aula (y debo destacar que uno de los más importantes tiene relación directa con el área de Ciencias Sociales por el sistema de gobierno del Imperio y la cantidad de cosas que puedes profundizar al establecer investigaciones sobre las diferencias entre el sistema de Gobierno imperial y de las diferentes áreas del mundo de Warhammer y los diferentes momentos históricos de Europa y del mundo hasta llegar al actual pasando por lo detallado del comercio, la importancia de los ríos, los medios de transporte y profesiones tan interesantes como los Agitadores y buscar los paralelismos del mundo en que vivimos además de los temas religiosos, la intolerancia hacia los mutantes y así podría no acabar hoy…creo que lo dejaré para otra ocasión) creo que cuando me lo planteé no veía una adaptación decente al entorno de aula que no cercenara parte del espíritu del juego. Hasta que pude explorar más la realidad de los grupos de 5º y 6º y de verle proyección a la etapa de Secundaria no vi claro dónde quería llevarlo y de qué manera quería hacerlo.

 –Las aventuras de Warhammer que más me han gustado tienen en su interior puntos muy oscuros que son parte de su ADN y de su personalidad…sí, Cthulhu tiene también lo mismo pero también me parece que el toque Grimdark que tiene WFRPG debe presentarse de una manera muy concreta. Hablaré de ello después pero creo que es importante darse cuenta que pese a hablar de “fantasía” no es “mazmorreo”…es algo “sucio”, oscuro y lleno de traiciones en casi todos los estratos  de la sociedad…y en aquel momento WHFRPG me parecía complejo trasladarlo de una manera que en  Cthulhu no me parecía tan compleja.

El tuit de Kokuro Enzo que adjunto define muy bien el espíritu de WFRPG según mi experiencia como jugador y como Directo de Juego.

Hay momentos de “mazmorreo” si nos quedamos en la definición más clásica pero creo que radica en su parte oscura lo que hace de WFRPG un juego con un trasfondo que bien llevado a mesa puede dar lugar a momentos auténticamente memorables. Si bien se pueden adaptar creo que perderían una parte de su esencia.

– es uno de los pocos juegos en los que el aspecto referente a la magia ha creado un tipo muy específico de acercamiento al personaje de Mago y de la responsabilidad que conlleva serlo y todavía más interpretarlo. La magia da miedo, no es fácil de manipular, la gente de a pie si puede achacar a un PJ con magia cualquier desgracia será el blanco hacia el que dirigirán sus iras y cóleras sin pensárselo dos veces.

Ser un Mago en WHFRPG no es algo que tomarse a la ligera, si quieres hacerte un “lanza bolas de fuego” quizá deberías pensártelo dos veces. Sí, la Magia es poderosa, por supuesto, pero tiene un coste y consecuencias si abusas de ella…

Ser un mago en WFRPG no es un plato que haya que poner en mesa de buenas a primeras. Ser un mago es una carga y WFRPG lo deja muy claro tanto en la concepción de los PJs con magia como de lo que el trasfondo asocia a la Magia…y eso también me lleva a la siguiente pregunta. ¿Por qué se ha denostado tanto a la Magia en los juegos de rol como algo de “débiles” cuando, personalmente debería ser algo que fuera absolutamente extraordinario? En WFRPG la magia tiene un coste, efectos sociales y efectos físicos, la gente reacciona a que alguien haga magia y muchas cosas más…y quizá dedique en otra ocasión un sesudo análisis sobre la percepción de la Magia en los juegos de rol y de cómo alguien que puede alterar el mundo que le rodea se le suele tener en menor valía y se le tiene en la consideración de “arma de distancia” y como personaje de 2ª categoría frente a otros.

Quizá habría que meditar a qué se debe y a qué responde esa percepción de lo que se entiende por ser mago en un juego de rol y en qué universo.

Ahora, con el rodaje que llevo usando rol en las aulas, veo maneras de flexibilizar y limitar ciertos aspectos de la magia para que sea “usable” en un contexto educativo, tenga sentido, sea atractivo y útil sin caer en ciertos excesos que pueden darse en cuanto un jugador/a se vea con “potencial” para hacer hechizos. El propio juego ya te pone esos límites y también explicita las consecuencias así que sí, me atrevería a que hubiera magos con una serie de protocolos concretos…pero sí, habría Magia.

Por todo ello me decanté por usar Cthulhu en lugar de WFRPG, por la cercanía y los referentes realistas para mi alumnado ya que facilitaría que se sintieran reflejados y representados dentro de un contexto que les es familiar o conocido de alguna manera pero que-al mismo tiempo- podría llevarles a investigar y encontrar datos sobre los que construir sus PJs.

Sin embargo WFRPG seguía en mi corazoncito y con ganas de dar el salto a clase de alguna manera y no dejaba de darle vueltas de cómo hacerlo…

Tengo varios borradores escritos sobre cómo adaptar algunas cosas de WFRPG pero no encontraba el momento ni tenía la claridad mental de enfocarlo como me gustaría hasta que en tiempos de pandemia y del encierro surgió la iniciativa de Coronaburgo y ahí algo hizo “click” y fue como si hubiera visto exactamente cómo hacerlo.

Si bien el universo de WFRPG tiene un nivel de detalle en la presentación de ciudades y de todo lo que habita en su interior que es minucioso y detallado debo reconocer que la iniciativa de Coronaburgo me ayudó a ver su transferencia de otra manera, probablemente porque mi saturación mental de aquel entonces pedía a gritos algo que me aliviara el alma y Coronaburgo lo hizo de la misma manera que Bloomfield consiguió hacer gracias a La Sombra de Saros.

Así que con la llegada de Coronaburgo empecé a “ver” cómo hacer mi adaptación del universo de WFRPG a un lugar nuevo o a plantearme seriamente llevarme aventuras icónicas de WFRPG a un entorno de aula de manera que dieran paso a trabajar/dinamizar contenidos curriculares propios de mi área o de cualquier otra área en la que hubiera trabajado como tutor (Ciencias Sociales, Ciencias Naturales, Matemáticas o Lengua) así como de mi especialidad base como es Educación Física…y sí, podría conectarlo con el Blood Bowl pero hay vida más allá de él…aunque no lo parezca, jejejejjeje.

Con todo el trasfondo y comunidad existente rodeando el universo de Warhammer puedo llegar a tocar y a trabajar con diferentes niveles de profundidad muchísimos contenidos que incluyen enfoques tan diversos como: corrientes pictóricas, la heráldica, correspondencias/similitudes con países europeos, economía y el sistema de impuestos y peajes, política local-comarcal-regional-nacional, geografía física, sistemas de Gobierno en modo comparativo, líneas del tiempo propias del universo de WFRPG y la de nuestra historia, alimentación en los diferentes momentos históricos y en relación a las áreas geográficas, vestuario, el mundo del tatuaje, medios de transporte, los descubrimientos y su impacto, avances tecnológicos, medicina y farmacia, prejuicios étnicos, racismo entre muchos otros…y sí, el pintado y diseño de miniaturas podría entrar en tanto en Ed. Artística como en Tecnología.

No miento, revisen el curriculum y verán como se puede llevar hasta módulos de diseño informático, trabajo del cuerpo humano y sus proporciones y mucho más allá. Solo hay que querer ver más allá de lo evidente y hacer un uso útil y sincero del proceso de Breaking the Box que en tantas ocasiones he comentado.

♠Entonces….¿Qué puede aprovecharse de WFRPG para su uso en las aulas?♠

La respuesta es sencilla: MUCHO, a decir verdad muchísimo.

Uno de los suplementos publicados que son altamente susceptibles de ser llevados o aprovechados en el aula es el de segunda edición conocido como Sigmar’s Heirs.

El índice de este suplemento presenta los siguientes puntos:

  • Chapter One: The Land and its People
  • Chapter Two: The History of the Empire
  • Chapter Three: Government and Foreign Relations
  • Chapter Four: Law, Justice, and Criminals
  • Chapter Five: Cults of the Empire
  • Chapter Six: The Grand Provinces
  • Chapter Seven: Forbidden Cults
  • Chapter Eight: Ill met in Bögenhafen
  • Appendix 1: New Careers
  • Appendix 2: Provincial Features

La historia del Imperio te pone en contexto histórico desde antes de la fundación hasta nuestros días, explora y describe la estructura política y social de la nación, extensas y detalladas descripciones de las provincias imperiales presentando su ubicación geográfica, historia local, su población, economía, percepción del Imperio como nación y sus relaciones con otras comarcas así como con la oscuridad que habita en el imperio.

A todo ello le añadimos personajes destacados de la zona, semillas para aventuras y datos concretos como: nombre de la población, habitantes, sector económico predominante, gobernador/gestor…nuevas profesiones, una aventura muy aprovechable y habilidades asociadas a los habitantes de las diferentes provincias.

Podría ser perfectamente un libro de texto no solamente por la estructura didáctica que tiene o los datos que presenta si no también por la labor divulgativa, de consulta y de aprovechamiento de todo lo que contiene. Si hubiera que usar un material de base para poder plantearse un proyecto de aula/centro sin duda empezaría por darle un vistazo a este suplemento en concreto. Vale, lo sé…hay poco dibujo pero de verdad que es impresionante.

Si tuviéramos que hablar de escenarios/aventuras en concreto para llevar al aula directamente…bueno, habría que estudiarlo un poco pero tengo mis favoritas. Venga, voy a hablaros de ellas.

Las  principales aventuras que tengo en borrador para su adaptación son:

  • Lichemaster: siendo una de las aventuras clásicas que más fácilmente pueden transferirse en un corto espacio de tiempo al aula. La estructura que tiene, los eventos y la direccionalidad hacen de ella un proyecto ideal y muy sencillo de llevar al aula.
  • Terror in Talabeheim: es sin duda mi apuesta en conexión con Coronaburgo por motivos que, por no hacer Spoilers, no desvelaré. La trama de esta aventura cuadra perfectamente con una adaptación a un enclave como Coronaburgo y con mínimas adaptaciones.
  • The Dying of the light: primero porque empieza en Marienburg y ya con la ciudad y el suplemento dedicado a ella hay material para no acabar. Si bien no parezca muy sencilla de adaptar hay varios capítulos que tienen muchos temas a tratar en diferentes niveles a nivel de valores sociales como de contenidos curriculares. No desvelaré más pero ya os digo que tiene uno de los PNJs más memorables que recuerdo, jejejejeje
  • There are no such things as Skaven: una pequeña aventura que bien puede llevarse a Coronaburgo y seguiría funcionando perfectamente con mínimas adaptaciones. Merece la pena darle un vistazo y, tras ver y leer la historia de Coronaburgo ves claramente la transferencia.

Así que básicamente mi cabeza ronda entre varios escenarios como posibles adaptaciones al aula del WHFRPG. Supongo que alguno de vosotr@s se estará preguntando por la celebérrima campaña “The Enemy Within” y claro…habiendo adaptado Horror on the Orient Express como proyecto de oposiciones cómo es que no me meto en ese follón.

Pues por la misma razón por la que no me metería en adaptar Las Máscaras de Nyarlathotep: inabarcables como proyecto de curso. Así de sencillo. La también conocida como “La Campaña Imperial” tiene demasiado calado como para adaptarla por entero aunque no niego que hay localizaciones y escenas que bien podrían adaptarse y explorarse de manera independiente.

Uno de ellos es Shadows over Bogenhaffen por presentar una ciudad y una trama que puede plantearse con algunas adaptaciones a un entorno didáctico sin mucho problema y Power behind the Throne presenta Middenheim con todo lujo de detalles.

Todo el volumen de Death on the Reik merece otra consideración ya que incluye detalles sobre la importancia de los ríos en el Imperio y el desarrollo económico asociado así como entender la importancia del río Reik como “autopista” dentro del territorio imperial. Con un punto de esta envergadura el potencial de aula es tremendo.

Puede extraerse mucha información y planteamientos para adaptarlos a clase desde más de un enfoque. Así que sí, hay material pero no para adaptarla por entero…vamos, ni por asomo me atrevería a adaptarla como un todo porque no es real ni plausible embarcarse en tamaña aventura con garantías de que sea útil, funcional o que vaya a dar resultado.

El Imperio no sólo es rico en matices en cuanto a sus regiones y su situación geográfica- que las dota de peculiaridades y de rasgos identificativos- y la población de las mismas si no que también presenta una cantidad de historia propia que hace de cada una de sus gentes algo único y a la vez les hace compartir un rasgo común que es una de las señas identificativas del universo: su sentido de nación.

Cuando se alza un enemigo que pone en peligro al Imperio las diferencias se aparcan y se enfrenta esa amenaza como un todo.
Sí, es cierto…es un resumen simplista de la política y de la realidad de las regiones Imperiales pero no voy a extenderme en un análisis profundo de ello porque hay otras fuentes que van a daros una perspectiva mucho más detallada de lo que estoy hablando.

El análisis socio-político del Imperio y de sus regiones ya da como para poder acceder a numerosos contenidos del curriculum Educativo y poder dinamizar la presentación, ampliación, investigación, resumen o evaluación no solo de aspectos concretos sino que también puede orientarse desde un enfoque mucho más competencial bebiendo de aspectos de investigación y comparación gracias a la riquísima y tremendamente detallada narrativa del juego.

Lo que se conoce como el lore del juego.

La riqueza y profundidad del trasfondo de WHFRPG hace que la fuente de información sobre aspectos generales y concretos sea prácticamente inabarcable pero fácilmente asumible y analizable a pequeña escala gracias a sus aventuras…y poder ir subiendo escalones poco a poco hasta “ver” lo grande que es y hasta dónde puede llegarse.

Además está el Caos. Esa amenaza constante que personifican los 4 grandes dioses del Caos: Khorne, Nurgle, Slaanesh y Tzeentch.

Cada uno de ellos personifica una de las amenazas de la humanidad: la enfermedad, la violencia, el hedonismo desmesurado y la mutabilidad constante sin dejar lugar al arraigo en pos del conocimiento a cualquier precio…podríamos decir que Tzeentch también evoca el ansia desmedida de conocimiento a cualquier precio.

Cogiendo a estos 4 poderes ruinosos podemos analizar la propia historia de nuestro mundo y veremos “indicios del Caos” en nuestra propia historia.

¿Sería la guerra bactereológica la representación del uso del camino de Nurgle? ¿Acaso no es el hedonismo exacerbado que podemos ver en algunos programas de televisión un guiño de Slaanesh? ¿No es magia el poder informático que quizá Tzeentch representaría en nuestros días? ¿Quizá los arranques violentos de turbas y grupos violentos una respuesta al aliento de Khorne?

Sí, es una “flipada” pero bueno, supongo que se puede ver por dónde voy. En WHFRPG hay un enemigo mucho más poderoso y que orbita en la sombra de cada uno de los habitantes del Imperio: la corrupción…el dejarse tentar y seducir por los poderes del Caos, de dejarse llevar por la Oscuridad y acabar completamente absorbido por ella dejando atrás quién eras para convertirte en un peón de estos oscuros Dioses…y sí, sus planes no tienen prisa…tiempo es lo que más tienen para verte caer.

Ese tremendismo insufla un aire de desgracia constante en el universo de WHFRPG en el que cada uno de los PJs debe luchar no solo por sobrevivir si no por no caer en ese lado oscuro, luchando sin cesar por vengarse de la Oscuridad encendiendo “una vela de esperanza” con sus acciones, con sus aventuras que- sin darse cuenta- hacen retroceder a las sombras que atenazan a los ciudadanos del Imperio.

Ese es el espíritu grim dark que palpita en el juego.

Las grandes aventuras de WHFRPG tienen grandes momentos de movimientos políticos, estratagemas ocultas dirigidas por ambiciosos personajes o perfectamente orquestadas por antagonistas poderosos, hay sectas que buscan socavar los cimientos de la sociedad mediante un trabajo lento pero sin pausa de “corrupción” de sus gentes, las hay con “esos hombres rata de los que usted me habla no existen” solamente para que desaparezcan ciertas personas que quizá sí creían demasiado en ello…y así podría seguir durante horas.

Así que sí…quizá me atreva algún día a preparar el viaje al Imperio que desde hace años me ronda en la cabeza y que tantas ganas tengo de hacer…

Me han dicho que Bögenhaffen es precioso en esta época del año y que en breve se va a celebrar la Schaffenfest aunque quizá una visita a Middenheim podría ser interesante…¿Cómo?¿Conocer Altdorf y quizá los colegios de Magia?, un poco arriesgado pero podría valer la pena…Parece que Talabheim es una ciudad impresionante aunque he oido rumores no muy buenos sobre una región conocida como Sylvania…

¿Me acompañan?

Mr Wolf Teacher

Mr Wolf Teacher

Profesor con ganas de aprender, Librófago, Teamaniac, Boardgamer, Roleplayer, videogamer de vez en cuando. Garou en mis ratos libres. Soy "gatófilo" y "perrófilo". Mallorquín de nacimiento y Asturiano de adopción, así que vivo en La Comarca. Estoy casado con una Valkyria. Llevo más de 15 años usando juegos como dinamizador de contenidos. Sir Daniel Fortesque debería estar en los libros de Historia. Gabriel Knight, Guysbrush Threepwood-Elaine Marley entre otr@s much@s son parte de mi generación. Tengo un condensador de "fluzo" y sé cómo usarlo. Los "point-and-click" deberían ser contenido de Competencia Lingüística. El cómic es cultura y literatura. Vamos, la aventura te espera...estás tardando.
Jueducación